jueves, 22 de octubre de 2009

Ningún periódico habló jamás de esta enfermedad, nadie la tomó en cuenta pero es histórico, estuvo desde siempre. El que no ha sido contagiado lo estará en cualquier momento, me refiero a esa enfermedad llamada el mal de amores. ¿Ustedes saben de qué se trata? cuando usted está enfermo de esta enfermedad a usted le da por encerrarse entre cuatro paredes y no querer saber de nadie. A usted le da por bajar las luces, a usted le da por extrañar a alguien que se fue y a usted le da también por GUARDAR LA ESPERANZA, la firme esperanza en su pecho, de que esa persona que se fue se la esté pasando igual de jodido que se la está pasando usted. Pero siempre viene un amigo infeliz a decirle que vio a esa persona, que la vio muy bien, que está muy contenta y a usted no le gusta. Entonces a usted le da por escribir cartas, y escribe cartas, cartas y más cartas. Cartas que no manda a nadie porque no hay nadie que pueda recibir semejante barbaridad y usted lo sabe. Además se da cuenta que esta pasadito de moda, lo de hoy es el correo electrónico, email. Tira todas las cartas a la basura se va al ordenador se pone frente a la pantalla y arranca a escribir en el teclado la mismas barbaridades que escribía hace unos días. Aquí es más fácil borrar, una tecla y se va todo a la basura. Pero, EL TIEMPO AYUDA en estos casos, usted va canalizando la nostalgia, menos come el hígado y entonces empieza a canalizar un poquito más con el corazón y entonces empieza a escribir cosas con un poquito de más sentido, por ejemplo usted podría empezar a escribir...
Te co noz co des de el pe lo
has ta la pun ta de los pi es . . .

No hay comentarios:

Publicar un comentario